6 pistas para un septiembre más ameno, by Antojada por Vocación

Como os digo en el título de este post, se trata de un post invitado de Begoña de

Begoña Landaluce

Antojada por Vocación.

 

Begoña es miembro de Netisimmas, profesional de la comunicación online, dueña de Sam y madre de Emma. Desde mi punto de vista, una de las mayores virtudes que tiene Bego es su capacidad para sacar lo mejor de cada momento. Por eso de cara a la “cuesta de Septiembre”, que no nos engañemos, es la verdadera cuesta, pensé que nos podía dar a todos unas claves para que el fardo pesara menos. así que sin más dilación entremos en harina.

_______________________________________________________________

6 pistas para un septiembre más ameno

Septiembre cuesta a todo le mundo. Me apuesto el ojo derecho a que quién diga que no maquilla un poquillo la realidad, es un superhéroe, o es que pilla las vacaciones en ese momento (lo que significa que ha estado fastidiado en agosto mientras el resto disfrutábamos).

IMG_20170824_162558
Veranos que dejan huella

Por muy feliz que te resulte tu vida, por muy vocacional que sea tu trabajo, por mucho
que adores a tus hijos, y por muchos “muys” que haya en la lista, VOLVER siempre y siempre cuesta un poco. Los coles, las lavadoras, la infinita lista de tareas pendientes, el bolsillo vacío. Todo suma.

Pero que cueste no es necesariamente sinónimo de que algo malo se avecine. Ya se sabe que el otoño y luego el invierno siempre acaban llegando, pero es que esto no es Juego de Tronos , y a mí personalmente la llegada del frío no me molesta demasiado, así que ese no es el problema…

He llegado a finales de agosto con la necesidad de dejar atrás el caos del verano, volver al recogimiento del hogar, y a que cada miembro de nuestra familia cuente con su propio espacio. Estaba deseando agarrarme a las rutinas como un clavo ardiendo, pero encontrar el punto en el que fluyes de nuevo sin dificultad no está siendo fácil. La lucha por volver a tu sitio (o a tu trono) no es tan sencilla.

Resulta que Sabela de Netisimmas me invitó precisamente a que escribiera una entrada en su blog con motivo de la llegada de septiembre, todo visto desde la “visión positiva” que le parece que suelo plantear en Antojada por Vocación. Y yo que esta vez me veía más poco positiva que nunca, he decidido tomarme el adjetivo como un gran gran cumplido y sacar lo mejor de mí.

Además de armarme de infinita paciencia, he reunido un listado de pistas que me guíen hasta volver a conquistar el control de mi vida y, por qué no, el trono de mi propio hogar cuando un terrible septiembre amenaza…

Quizás os sintáis en el mismo punto en el que me encuentro yo y os den un empujón, o quizás ya hayáis echado a rodar pero se conviertan en un complemento más, ¡quién sabe!

IMG_20170818_145529
Mirar hacia delante, visualizar objetivo y emprender el camino
  1. Es el momento de los reencuentros.

Con amigos, con familia, con compis de curro. Quedar después del verano, contarse las vacaciones, hablar de lo difícil que es la vuelta de uno y de otro, empatizar, y por qué no planear alguna cosita apetecible juntos para las próximas semanas recarga las pilas de cualquiera, ¿no?

  1. Aferrarse a las rutinas.

Instaurar un poco de orden en nuestras vidas a golpe de quehaceres diarios o semanales es efectivísimo. El cambio de sábanas y toallas de los lunes, los paseos del perro, las tareas que cada miembro asume, el reciclaje, la compra… ¡Afrontarlas es más fácil dividiendo responsabilidades!

  1. Muchos planes por favor.

La oferta cultural después del verano suele ser bestial, y eso hay que aprovecharlo. Seguro que hay alguna peli nueva en cartelera que te hace mas que gracia, una exposición que te apetece visitar, ese restaurante o rinconcito de la ciudad del que te han hablado.

Yo tengo muchas ganas de conocer el Autocine de Madrid. Reconozco que la llegada de Grease me llegó muy hondo cuando estaba en 5º.

  1. Racionalizar las dificultades y no exigirnos demasiado.

Creo que a veces la suma de pequeños detalles negativos pesan más que un único problema. Esas tonterías que se hacen un mundo porque de repente sientes que todo son piedras en tu camino.

A mi me está sucediendo esto precisamente ahora, así que mi manera de darle la vuelta a las cosas es identificar y “etiquetar” esas tonterías que me atormentan, darle la importancia que merecen y la solución que seguro que tienen.

  1. Listado de propósitos bien actualizado.

Todo muy al estilo de las colecciones que ofrecen en los quioscos de prensa, sí. Pueden ser desde aficiones pendientes para las que nunca sacas tiempo, hasta cometidos personales.

Creo que siempre hay que tener esta lista bien rellena porque al fin y al cabo son cosas que nos hacen felices y a las que más tarde o temprano deberíamos dar salida para recrearnos.

  1. El aire de otoño sienta mejor.

El sofocón veraniego va pasando, así que cada vez es más agradable hacer algo al aire libre durante las horas centrales del día.  Parques, paseos por el centro de la ciudad, excursiones a la Sierra o pueblos de alrededores.

Para nosotros va a ser un buen momento para que perro, niña y padres puedan disfrutar de unos buenos momentos juntos y en familia.

IMG_20170905_184602_056
Emma, en el parque, reflexiona sobre el proceso de adaptación de la guarde

 

Anuncios

One thought on “6 pistas para un septiembre más ameno, by Antojada por Vocación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s