Porque quiero, y les quiero

Hola a todos, el post de hoy se sale un poco de los temas que suelo tratar en el blog, pero este fin de semana me encontré con una publicación en Facebook de una amiga en la que me vi obligada a soltar una parrafada, y aún así se me quedaron muchas ideas que compartir. Así que he decidido escribir un post y poder explayarme a gusto.

Lo que ocurrió fue que mi amiga publicó un vídeo en el que animaban a las madres a no dejar llorar a sus hijos atribuyendo al llanto prolongado y a la angustia de no ser consolado una serie de efectos nocivos para la salud del bebé. Otra persona respondió antes que yo a la publicación diciendo que era una vergüenza el poco rigor científico del vídeo, y no pude morderme la lengua.

Vamos a ver, en las relaciones sociales genuinas lo natural es guiarse por la afectividad y no por la productividad de esa relación. Es decir, si yo soy amable y agradable con mis amigos, estoy dispuesta a ayudarles, escucharles, consolarlos etc. no es por otro motivo que porque les aprecio. No busco con ello una contrapartida, el hecho de atender a ese amigo, o de pasar tiempo con él es un fin en si mismo, o al menos así debería ser para que esa relación sea verdadera.

Esa es mi forma de relacionarme con las personas, por lo tanto se ve reflejada en mi estilo de crianza, ya que mis hijas son personas (a veces no es tan obvio para todo el mundo…). Cuando yo recibo a la de turno en mi cama, o cargo en brazos a la que lo pide, consuelo a la que lo necesita etc. no lo hago para “evitar la muerte de sus neuronas”, lo hago porque les quiero, y me da la gana.

Cuando un bebé, o un niño, llora está sufriendo, y sobre este tema también se dicen
muchísimas MENTIRAS hoy en día: “llorar ensancha los pulmones”, “realmente no quiere nada”, “no le pasa nada”, “te está manipulando”, “llora por vicio” etc. Con esto no pretendo avivar la culpabilidad que toda madre tiene ya de serie, porque si estás liada con algo y el niño tiene que llorar un poco hasta que le puedas atender eso es ley de vida. Cuando tienes más de un hijo o pasas mucho tiempo sola, como es mi caso,tus hijos aprenden a la fuerza que solo tienes dos manos. Gran atraso, por otro lado, que la ciencia aún no ha solventado, pero lo hará, seguro ¡tranquilas!

Me refiero al llanto desatendido, al niño llorando en su cuna y la madre en el sofá sufriendoCRIANZA RESPETUOSA como no está escrito. Porque esa es la verdad. El llanto de un hijo parte el corazón a toda madre, si alguien lo permite deliberadamente es por presión externa, porque el instinto materno es el de protección y consuelo, por lo general. Y el motivo es ese, el instinto, la necesidad de contacto y de afecto que tienen madre e hijo con la finalidad de perpetrar la especie. Si las mujeres no tuviéramos necesidad de cuidar a nuestras crías tú y yo no estaríamos aquí hoy, la especie humana se habría extinguido hace mucho. Hemos heredado ese instinto, y que la vida es dura es una realidad pero, más que adelantar sufrimientos a nuestros hijos, deberíamos garantizarles un apego seguro y una autoestima fuerte para que puedan afrontar retos venideros con éxito.

Así que bueno, dejemos de buscar siempre un sentido a todo lo que hacemos en la crianza de nuestros hijos y dejémonos llevar por ese amor infinito que les tenemos, seremos todos más felices y en nuestra casa habrá serenidad. Lo que pasará mañana solo Dios lo sabe.

¡Hala, ya lo he soltado!, ¡qué gusto!

Anuncios

3 thoughts on “Porque quiero, y les quiero

  1. Los padres vamos conociendo a nuestros hijos desde el minuto uno y aprendemos si llora x necesidad o x capricho….Cada cual sabra en qué momento debe atender a su propio hijo y cuando no…. Yo personalmente no soy capaz de dejarlos llorar,incluso cuando son mas mayores y si lloran por puro capricho (en mi casa es a diario),yo sigo intentando consolar aunque sea a gritos…Jajajaja supongo q es el instinto…

    Me gusta

  2. Afortunadamente para los bebés y las madres eso de dejar llorar esta cada vez menos apoyado. Para mi son filosofias arcaicas de gente sin vistas ( pero por oo que dices aun defendidas -muy fuerte-). Quiero pensar que cada vez las mamas somos mas independientes de tanto consejo absurdo, nos enjuiciamos menos entre nosotras y apoyamos mas.
    Me ha encantado que hoy te hayas salido del guion 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s