Sin grasa de palma

Siempre he puesto atención en la alimentación, pero desde que tengo hijas más todavía, quiero inculcarles hábitos saludables desde el ejemplo. Os cuento qué hago para que mi familia y yo tengamos una alimentación saludable y asequible:

  1. Sigo a nutricionistas en redes sociales, la mejor del mundo mundial por supuesto es nuestra Olga. Ella da consejos súper prácticos, te ayuda a comer de temporada, sano y rico. Bueno, bonito y barato ¡vamos!
  2. Otra de las cosas que hago es preparar menús semanales, en los que me aseguro de que comamos sobre todo frutas y verduras de temporada, legumbres, pasta, arroz, pescado y huevos, y carne. Por ese orden, comemos de todo, pero por ese orden de prioridad y de cantidad.
  3. Por eso practico #masmercadoymenossupermercado, pero inevitablemente voy al súper, compro caprichillos poco saludables a mis hijas, contandísimos y muy concretos, pero lo hago. Aunque he cambiado, de un tiempo a esta parte, mi criterio sobre esos caprichillos, que son básicamente galletas y chocolate.

¿Y cómo los elijo? Evitando la grasa de palma.

Empecé a oír hablar sobre la grasa de palma este verano, parece mentira, pero la industria alimenticia vive de nuestra ignorancia y no nos pone fácil el salir de ella. La grasa de palma es un tipo de grasa que muchísimas marcas, la mayoría, emplean para fabricar productos comestibles (no son alimentos). Es una grasa nada beneficiosa para nuestro organismo y que además tiene un impacto medioambiental devastador.

Así que decidí eliminarla de mi casa, y me di cuenta de que aún queriendo llevar una alimentación saludable tenía en la despensa algunos productos con grasa de palma: barritas de cereales, galletas, cereales de esos de caja, y chocolate. También es verdad que todos ellos con un contenido en azúcar nada recomendable, pero ese es otro tema. Decidí eliminar todos menos galletas y chocolate. Empecé a leer las etiquetas de Ingredientes de las galletas, y ese día menos mal que la enana estaba frita porque estuve en el súper mucho tiempo. Muchísimo, hasta que encontré unas galletas que no tuvieran grasa de palma en su composición. Se que las galletas no son un producto que convenga en su alimentación, pero es el capricho que les concedo. sin grasa de palma.logo

El chocolate entraría en el tema del azúcar, que también tengo muy limitada en casa, pero os cuento que ya solo compro el negro, a partir de un 70% de cacao puro. Al que le guste bien (me encanta) y al que no, que no lo coma.

Os recomiendo también este blog, Sin grasa de palmatienen también página en Facebook , donde encontraréis muchísima información sobre la grasa de palma y alternativas para desterrarla para siempre de vuestra vida.

¡Ánimo con el cambio!

Anuncios

2 thoughts on “Sin grasa de palma

  1. ¡Efectivamente estamos invadidos! Yo estoy empezando a interesarme por todo este mundo que está empezando a descubrirse ahora o a ponerse de moda, pero ¡bendita moda! También está el tema de los superalimentos…Yo el otro día me lancé con una ensalada de quinoa 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s