Slow… living en general!

¡Es viernes señores! Llega el ansiado fin de semana, un montón de horas en blanco por delante y hoy no propongo planes, al revés, propongo la falta de ellos.

Esta semana han caído en mis manos varios vídeos de esos inspiradores llenos de frases redondas, conferencias llenas de reflexiones profundas y puntazos graciosos, ¿qué tenían en común? Proponían un cambio de paradigma: SLOW DOWN. Esto no es precisamente nuevo, es una tendencia que lleva tiempo reivindicando precisamente el parar y ser consciente de la vida, y a mi me mola mucho.

slow-living

Es cierto que vivimos en el mundo de la inmediatez, de la rapidez, de la producción masiva, de la globalización… pero, ¿por qué no evolucionamos quedándonos con lo mejor? y esque eso es precisamente evolucionar, mejorar. Quedémonos con Internet, con las redes sociales, con la eliminación de fronteras y libres mercados, poder cocinar con Thermomix (gracias Señor), poder comer sushi en España y jamón en Japón. Pero no perdamos las reuniones cara a cara (dejando el móvil en casa), los productos de temporada, un cocido chup-chup de vez en cuando (ha vuelto la cocotte), y sobre todo no olvidemos que lo que merece la pena y más satisface suele requerir esfuerzo y tiempo.

Sigo por Facebook una iniciativa que se llama Slow Fashion Next, que os recomiendo ojear, que hace por lo menos reflexionar también sobre este tema. La producción masiva, la sostenibilidad en el mundo de la moda y la esclavitud (lejos de estar erradicada en muchos lugares del mundo). Tomar acción en este aspecto es difícil, no digo que no, pero no debemos cerrar los ojos.

En esta línea comenzaba el post y así quiero terminarlo, invitando a bajar revoluciones. Permitirnos aprovechar el tiempo en familia este fin de semana, quedándonos un rato más en pijama, currándonos un desayuno de esos con paz, que no existen entre semana, e improvisando. Para esto último os dejo el Facebook de Olga, Nútrete de Felicidad, y así la conocéis, una dietista-nutricionista como la copa de un pino. Da constantemente consejos buenísimos e ideas accesibles para comer bueno, bonito y barato.

Si hay niños de por medio permítete el tiempo de escucharles, dejarles hablar a su ritmo, dejadles hacer las cosas por ellos mismos aunque tarden el doble, es fin de semana, hay tiempo. Ya el colmo de la locura, líate la manta a la cabeza y déjales proponer plan…

A veces estos detalles son más fructíferas que un horario lleno de planes.

¡Felicísimo fin de semana!

PS. Si estás sola y la llegada del fin de semana te acecha como una oscura sombra, pide socorro y ¡tómate un vinito!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s